Qué es el acoso

El acoso es una forma de relación que se puede dar entre dos personas de cualquier edad. Es una forma de relación en la que las dos personas implicadas no se consideran iguales y una de ellas abusa de una supuesta o imaginaria “superioridad” frente a la otra.

En las siguientes líneas te explicamos sobre éste tipo de relación que se da en el ámbito escolar.

  • Qué es el acoso escolar o bullying
  • Tipos de acoso
  • Señales del acoso
  • A quien implica
  • Cuáles son sus consecuencias

Qué es el acoso escolar o bullying

El acoso escolar, también conocido como ‘bullying‘ en su acepción inglesa, es cualquier actitud agresiva, intencionada y repetida, que ocurre sin motivación evidente, adoptada por uno o más estudiantes contra otro u otros compañeros en estado de indefensión. Puedes ser en forma de maltrato verbal, físico o por exclusión, producido entre escolares de forma reiterada a lo largo de un tiempo determinado. El tipo de violencia dominante es el emocional, y se da mayoritariamente en el aula y el patio de los centros escolares.

¿Quieres compartir esta información en las redes sociales?

Tipos de acoso

Exponemos una descripción de los tipos de acoso que existen.

Físico

Empujones, patadas, golpes, agresiones con objetos, agresiones a las pertenecias…

Verbal

Insultos y motes, menosprecios públicos, despreciar diferencias físicas y otras capacidades, etc. Es la forma de acoso más habitual.

Psicológico

Se compone de una forma de trato que genera inseguridad en sí mismo, mina la autoestima y fomenta la sensación de temor.

Social

Generan exclusión y aislamiento social. Pretende aislar al joven del resto de compañeros. Es el que deja secuelas más profundas.

Cyber-bullying

Burlas, insultos y otras formas de degradación pública través de Internet, redes sociales, correo electrónico, vídeos, etc.

Señales del acoso

En qué fijarse para saber si hay acoso escolar.

Signos individuales

Los niños o jóvenes víctimas del maltrato suelen presentar los siguientes indicios o señales:

Cómo identificarlo en la escuela

Son objeto de burlas, bromas desagradables, son llamados con motes, los insultan, los molestan. Acostumbran a estar involucrados en discusiones y peleas, aunque están indefensos y siempre acaban perdiendo. Son los últimos en ser elegidos en los juegos colectivos. Y cuando van al patio, suelen quedarse cerca del profesorado. No tienen amigos.

Lo que sucede en clase

Tienen dificultades para hablar, dan una impresión de inseguridad y/o ansiedad, tienen un aspecto contrariado y triste, presentan un deterioro gradual del rendimiento escolar.

Cómo identificarlo en casa

Burlas, insultos y otras formas de degradación pública través de Internet, redes sociales, correo electrónico, vídeos, etc.

Signos colectivos

A veces el maltrato apunta a grupos concretos que presentan rasgos diferenciales étnicos, culturales o de otro tipo (bullying racista, sexista, homófobo…). Otras veces existe un deterioro generalizado del clima de convivencia donde el abuso de poder y el maltrato son la forma habitual de relación entre los alumnos. En ambos casos siempre representa un boicot al desarrollo de las actividades en el aula, al trabajo de los otros compañeros y al trabajo del profesorado. Ésto afecta al cumplimiento de las finalidades, a las relaciones y a los procesos que implican el binomio enseñanza – aprendizaje en su nivel mas básico. La aparición frecuente de graffitis insultando alumnos o grupos de alumnos, el uso habitual de motes, bajos resultados académicos y dificultades de atención generalizada, situaciones de exclusión social, distanciamiento hacia los adultos, falta de capacidad de gestión y resolución de conflictos, entre otros, son indicadores de estas situaciones.

A quién implica

El ‘triángulo’ del ACOSO ESCOLAR lo forman las víctimas, los agresores y los testigos. Pero no debemos olvidar que los padres y los educadores también están implicados.

Sus consecuencias

Para la víctima

Deterioro de la autoestima, ansiedad, depresión, fobia escolar con repercusiones negativas en el desarrollo de la personalidad, de la la socialización y de la salud mental en general, en casos extremos puede haber y ha habido, intentos de suicidio.

Para el agresor

Las conductas de acoso pueden hacerse crónicas y se convierten en una manera ilegítima de alcanzar objetivos. Pueden incluso convertirse en conductas delictivas.

Para los testigos

Insensibilidad. Falta de empatía.

Podemos decir que ahora ya sabes lo qué es el acoso escolar. Si estás en una situación parecida a cualquiera de las que hemos explicado en estas líneas, estás implicado en una situación de acoso.

Conclusión

Podemos decir que ahora ya sabes lo qué es el acoso escolar. Si estás en una situación parecida a cualquiera de las que hemos explicado en estas líneas, o sabes de alguien que la esté sufriendo, estás implicado en una situación de acoso.

¿Necesitas ayuda y no sabes a quien acudir?

Si necesitas ayuda para encarar la situación, contacta con nuestro equipo especializado

Contacta ahora

Pin It on Pinterest