El mes pasado informamos de la presentación a los medios de comunicación del Primer estudio sobre bullying y altas capacidades. En esta publicación queremos ofreceros los resultados y el informe mismo para descargar.

Resumen del informe

Motivación

Las asociaciones de familiares de alumnos con Altas Capacidades como la catalana FANJAC y la federación española CONFINES nos han manifestado en muchas ocasiones su preocupación por la frecuencia de casos de bullying o acoso escolar entre los alumnos y alumnas con Altas Capacidades, que se cree que pueden constituir un 5% o más del total del alumnado. Ciertamente, estos niños y jóvenes estudiantes destacan fácilmente entre los demás alumnos, su lenguaje o intereses pueden ser distintos de los de sus compañeros de clase, su evolución madurativa sigue un ritmo distinto, y no siempre se adaptan con facilidad a los entornos escolares. En ocasiones son también alumnos con menos relaciones personales dentro de la clase, muy sensibles, con tendencia a las preocupaciones, y muy exigentes (y autoexigentes) lo cual puede hacerlos muy vulnerables a sufrir acoso. No obstante, existen muy pocas investigaciones que indiquen si ello efectivamente está ocurriendo, y ninguna de ellas en territorio español.

Con la voluntad de empezar a reunir datos sobre esta problemática, la asociación NACE ha impulsado un estudio sobre Bullying y Alumnos catalanes con Altas Capacidades, coordinado por el psicólogo Josep Soler, que fue presentado públicamente el día 21 de junio de 2017 en el Institut Municipal d’Educació del Ayuntamiento de Barcelona, obteniendo una importante cobertura por parte de los medios de comunicación.

Acto de presentación del informa sobre bullying en alumnos con altas capacidades

El informe

Dicho estudio está basado en un cuestionario que fue rellenado por 242 familias catalanas de alumnos con Altas Capacidades vinculados a la asociación FANJAC. Y las respuestas obtenidas confirman que las numerosas quejas sobre acoso escolar que recibimos en NACE y FANJAC no constituyen casos aislados, sino que por desgracia la experiencia del acoso escolar es muy frecuente entre los alumnos con Altas Capacidades. En efecto, un 46% de las familias encuestadas, o sea, prácticamente la mitad, reconocían que en algún momento de la vida escolar sus hijos se habían encontrado ante una situación clasificable como acoso escolar. Entre ellas un 22%, casi una cuarta parte, declaraba que su hijo o hija había sufrido acoso durante el curso presente, el 2016-2017.

Porcentaje de las familias que identificaron el acoso

familias enteradas en al curso 2016-2017

La realidad del bullying

Por lo tanto el acoso escolar, lejos de consistir en casos esporádicos o fuera de lo corriente, está relativamente extendido de forma silenciosa entre este colectivo de alumnos, afectando de forma parecida a alumnos de sexo masculino y femenino, de Primaria y de Secundaria. Casi la mitad de los casos de bullying detectados en el cuestionario pueden ser considerados de larga duración, puesto que la situación de las víctimas ya era conocida en cursos anteriores.

Gravedad

Aunque muchos de los casos de bullying podrían considerarse de baja intensidad, un tercio de ellos fue cualificado de grave o extremo, provocando en las víctimas síntomas de tipo ansioso o depresivo, miedo a la escuela, aislamiento social, baja autoestima, pensamientos suicidas, malos resultados escolares o necesidad de tratamiento médico o psicológico.

Gravedad reconocida por las familias sobre el acoso de sus hijos

El entorno

El estudio desveló otros datos muy significativos, como el hecho de que las familias suelen descubrir que su hijo/a sufre acoso por sus propios medios, ya que casi nunca habían sido informadas de ello por parte de las escuelas. Ello indica un déficit importante en el sistema educativo en lo que concierne a la detección precoz de los casos, y que puede deberse también a la frecuente tendencia a minimizar o ocultar casos de acoso escolar en las escuelas e Institutos de nuestro país, así como a la falta de formación del profesorado sobre esta problemática, o de recursos especializados para aquellos casos más difíciles de resolver o que se prolongan en el tiempo.

Respuesta de los centros escolares

Según las respuestas de las familias, la gran mayoría de padres y madres se pone en contacto con el centro educativo cuando descubre que su hijo o hija está sufriendo acoso. La mayoría declara estar muy satisfecha o bastante satisfecha con la respuesta recibida, no obstante, un 33% se consideran poco o nada satisfechos. Detrás de la insatisfacción de las familias podemos encontrar reacciones de minimización o negación por parte del centro educativo, medidas ineficaces o que únicamente solucionan temporalmente el problema, así como errores frecuentes como el de cargar la responsabilidad del acoso sobre la propia víctima (lo cual es conocido como la doble victimización). Un 18% de las familias afirma haber requerido ayuda psicológica o de profesionales de la salud para sus hijos motivada por maltratos sufridos en la escuela por parte de compañeros. Un 6% de ellas ha requerido en alguna ocasión la activación de un protocolo de acoso. Un 10% declara haber planificado un cambio de escuela motivado por situaciones de acoso escolar sufridas por sus hijos e hijas.

El número de casos puede ser mayor

Esta investigación tiene no obstante varias limitaciones. Entre ellas, el hecho bien conocido de que muchas víctimas de acoso escolar tienden a ocultar las agresiones que están sufriendo por miedo o por vergüenza, o porque tienen dificultades para pedir ayuda, y por lo tanto su situación puede haber pasado desapercibida a sus familiares. Por lo tanto, es muy posible que el número de afectados/as sea mayor del que se detecta a través del cuestionario que se ha empleado.

La situación de las familias

Finalmente, el estudio detecta que las familias están muy sensibilizadas respecto al problema del bullying, no obstante tienen muy poca información sobre los recursos o las medidas al respecto que existen en las escuelas a las cuales asisten sus hijos e hijas. Precisamente desde NACE o FANJAC hemos detectado con mucha frecuencia el desconcierto que sufren muchos padres y madres cuando descubren que su hijo o hija está sufriendo acoso, porque no saben exactamente qué hacer o a quién recurrir.

Asesoramiento por parte de la escuela a las famílias víctimas de acoso

Siguiendo esta tendencia, la mayoría de familias encuestadas desconoce si en las escuelas de sus hijos existen programas preventivos dedicados al bullying, o cree que éstos son inexistentes. Aunque la valoración del papel de sus escuelas respecto a la problemática del bullying es relativamente positiva, la mayoría de padres y madres consideran que en esta materia el sistema educativo actual está poco preparado.

Posibles soluciones

En definitiva el estudio revela que, dada la extensión del problema, los alumnos con Altas Capacidades se beneficiarán de acciones efectivas para la reducción del bullying dirigidas al alumnado en general, como por ejemplo la implantación de programas preventivos antibullying de eficacia probada en todos los centros educativos. También será importante reforzar la formación del profesorado que atiende a estos alumnos, que además de conocer los aspectos académicos relacionados con las Altas Capacidades también deberían contar con una preparación específica para detectar y resolver casos de bullying. Se destaca la importancia de mejorar la detección y la resolución de los casos de acoso proporcionando técnicas y recursos especializados a disposición de los docentes, y también mejorar la detección y la atención personalizada de las Altas Capacidades entre el alumnado. El estudio concluye recomendando profundizar en la investigación sobre la problemática del bullying y sobre las Altas Capacidades para que las escuelas de nuestro país puedan conocer y atender mejor a este colectivo de alumnos.

DESCARGA EL INFORME EN ESPAÑOL

DESCARREGA L’INFORME EN CATALÀ

Conclusiones

A la luz de los datos que nos ofrece este informe, sugerimos que:

  • Es necesario un mayor reconocimiento social sobre el tema del Bullying.
  • Se trata de un problema relativamente frecuente y extendido entre alumnos con altas capacidades y todo el alumnado en general.
  • Es muy importante detectar el acoso en la misma escuela y en además en sus primeras manifestaciones.
  • A la luz de los resultados, hemos de recomendar la implantación generalizada de programas de prevención en los centros educativos.
  • Y también vemos que es importante instruir a los docentes de medidas e instrucciones para atender a alumnos con altas capacidades (AACC).
  • Detectar cuanto antes la AACC y ofrecer a estos niños atención personalizada.
  • Y deducimos también que es necesario seguir investigando en este sentido.

Consideramos elemental enfocar y diseñar las metodologías de trabajo en base a datos reales. Solo así podemos generar las medidas exactas que son necesarias en cada momento.

Es por esto que queremos dedicar una parte de nuestra actividad a esta labor de investigación.

Si quieres participar y colaborar para hacer posible estos estudios y apoyar a NACE en su actuación y desarrollo. Puedes hacer un donativo económico. Por poco que puedas aportar será de gran ayuda.

Todo lo que hacemos: la atención personalizada, el asesoramiento a los centros, el apoyo a las familias, la investigación, la creación de materiales y el mantenimiento de la web, lo ofrecemos gratuitamente. En realidad dependemos de la colaboración de quienes queráis y podáis aportar.

DONAR

Pin It on Pinterest