622 326 237 [email protected]
Ayúdanos a ayudar Haz un donativo
Qué es Hispania Suma

Qué es Hispania Suma

Hispania Suma es un proyecto que consiste en crear una red amplia, poderosa y comprometida con la infancia, que sume recursos, esfuerzos e ilusiones para, entre todos, acabar con el acoso escolar.

El mundo del deporte, el artístico, el empresarial, el académico, el judicial… Todos los agentes sociales reclamando y

construyendo un clima de tolerancia cero frente al maltrato en la escuela. Conseguiremos así que el acoso tenga un rechazo total en todos los ámbitos sociales.

El objetivo general del proyecto es crear una red de apoyo para la infancia y la juventud que haga de todos los países territorios libres de acoso, siendo la piedra angular la unión y cooperación entre los diferentes países y entidades implicadas.

Este objetivo general va unido a los siguientes objetivos específicos

 

  • Concienciar y sensibilizar a la sociedad frente al bullying.

  • Implicar a particulares, entidades y colectivos en la lucha contra el maltrato en las aulas.

 

  • Crear una red estable que comparta información y se apoye frente al acoso escolar.

 

PRESENTACIÓN HISPANIA SUMA CONTRA EL BULLYING

Presentación de Hispania suma en las instalaciones de ONCE Barcelona el día 13 de Mayo de 2021. Video completo.

 

Han intervenido,

  • Carmen Cabestany, Presidenta de NACE
  • David Bernardo, Presidente del “Consell Territorial de l’ONCE a Catalunya”
  •  Sergio Medialdea, “el Primo de Zumosol”, que presentará “Bajar la mirada, jamás”, canción compuesta por él contra el acoso escolar.
  • Ángela Mármol, influencer, escritora, ejemplo de superación del bullying.
  • Pilar Joan, madre de víctima, dará testimonio del calvario de su hijo y de toda la familia.

Informe sobre bullying y altas capacidades en Cataluña

Informe sobre bullying y altas capacidades en Cataluña

El mes pasado informamos de la presentación a los medios de comunicación del Primer estudio sobre bullying y altas capacidades. En esta publicación queremos ofreceros los resultados y el informe mismo para descargar.

Resumen del informe

Motivación

Las asociaciones de familiares de alumnos con Altas Capacidades como la catalana FANJAC y la federación española CONFINES nos han manifestado en muchas ocasiones su preocupación por la frecuencia de casos de bullying o acoso escolar entre los alumnos y alumnas con Altas Capacidades, que se cree que pueden constituir un 5% o más del total del alumnado. Ciertamente, estos niños y jóvenes estudiantes destacan fácilmente entre los demás alumnos, su lenguaje o intereses pueden ser distintos de los de sus compañeros de clase, su evolución madurativa sigue un ritmo distinto, y no siempre se adaptan con facilidad a los entornos escolares. En ocasiones son también alumnos con menos relaciones personales dentro de la clase, muy sensibles, con tendencia a las preocupaciones, y muy exigentes (y autoexigentes) lo cual puede hacerlos muy vulnerables a sufrir acoso. No obstante, existen muy pocas investigaciones que indiquen si ello efectivamente está ocurriendo, y ninguna de ellas en territorio español.

Con la voluntad de empezar a reunir datos sobre esta problemática, la asociación NACE ha impulsado un estudio sobre Bullying y Alumnos catalanes con Altas Capacidades, coordinado por el psicólogo Josep Soler, que fue presentado públicamente el día 21 de junio de 2017 en el Institut Municipal d’Educació del Ayuntamiento de Barcelona, obteniendo una importante cobertura por parte de los medios de comunicación.

Acto de presentación del informa sobre bullying en alumnos con altas capacidades

El informe

Dicho estudio está basado en un cuestionario que fue rellenado por 242 familias catalanas de alumnos con Altas Capacidades vinculados a la asociación FANJAC. Y las respuestas obtenidas confirman que las numerosas quejas sobre acoso escolar que recibimos en NACE y FANJAC no constituyen casos aislados, sino que por desgracia la experiencia del acoso escolar es muy frecuente entre los alumnos con Altas Capacidades. En efecto, un 46% de las familias encuestadas, o sea, prácticamente la mitad, reconocían que en algún momento de la vida escolar sus hijos se habían encontrado ante una situación clasificable como acoso escolar. Entre ellas un 22%, casi una cuarta parte, declaraba que su hijo o hija había sufrido acoso durante el curso presente, el 2016-2017.

Porcentaje de las familias que identificaron el acoso

familias enteradas en al curso 2016-2017

La realidad del bullying

Por lo tanto el acoso escolar, lejos de consistir en casos esporádicos o fuera de lo corriente, está relativamente extendido de forma silenciosa entre este colectivo de alumnos, afectando de forma parecida a alumnos de sexo masculino y femenino, de Primaria y de Secundaria. Casi la mitad de los casos de bullying detectados en el cuestionario pueden ser considerados de larga duración, puesto que la situación de las víctimas ya era conocida en cursos anteriores.

Gravedad

Aunque muchos de los casos de bullying podrían considerarse de baja intensidad, un tercio de ellos fue cualificado de grave o extremo, provocando en las víctimas síntomas de tipo ansioso o depresivo, miedo a la escuela, aislamiento social, baja autoestima, pensamientos suicidas, malos resultados escolares o necesidad de tratamiento médico o psicológico.

Gravedad reconocida por las familias sobre el acoso de sus hijos

El entorno

El estudio desveló otros datos muy significativos, como el hecho de que las familias suelen descubrir que su hijo/a sufre acoso por sus propios medios, ya que casi nunca habían sido informadas de ello por parte de las escuelas. Ello indica un déficit importante en el sistema educativo en lo que concierne a la detección precoz de los casos, y que puede deberse también a la frecuente tendencia a minimizar o ocultar casos de acoso escolar en las escuelas e Institutos de nuestro país, así como a la falta de formación del profesorado sobre esta problemática, o de recursos especializados para aquellos casos más difíciles de resolver o que se prolongan en el tiempo.

Respuesta de los centros escolares

Según las respuestas de las familias, la gran mayoría de padres y madres se pone en contacto con el centro educativo cuando descubre que su hijo o hija está sufriendo acoso. La mayoría declara estar muy satisfecha o bastante satisfecha con la respuesta recibida, no obstante, un 33% se consideran poco o nada satisfechos. Detrás de la insatisfacción de las familias podemos encontrar reacciones de minimización o negación por parte del centro educativo, medidas ineficaces o que únicamente solucionan temporalmente el problema, así como errores frecuentes como el de cargar la responsabilidad del acoso sobre la propia víctima (lo cual es conocido como la doble victimización). Un 18% de las familias afirma haber requerido ayuda psicológica o de profesionales de la salud para sus hijos motivada por maltratos sufridos en la escuela por parte de compañeros. Un 6% de ellas ha requerido en alguna ocasión la activación de un protocolo de acoso. Un 10% declara haber planificado un cambio de escuela motivado por situaciones de acoso escolar sufridas por sus hijos e hijas.

El número de casos puede ser mayor

Esta investigación tiene no obstante varias limitaciones. Entre ellas, el hecho bien conocido de que muchas víctimas de acoso escolar tienden a ocultar las agresiones que están sufriendo por miedo o por vergüenza, o porque tienen dificultades para pedir ayuda, y por lo tanto su situación puede haber pasado desapercibida a sus familiares. Por lo tanto, es muy posible que el número de afectados/as sea mayor del que se detecta a través del cuestionario que se ha empleado.

La situación de las familias

Finalmente, el estudio detecta que las familias están muy sensibilizadas respecto al problema del bullying, no obstante tienen muy poca información sobre los recursos o las medidas al respecto que existen en las escuelas a las cuales asisten sus hijos e hijas. Precisamente desde NACE o FANJAC hemos detectado con mucha frecuencia el desconcierto que sufren muchos padres y madres cuando descubren que su hijo o hija está sufriendo acoso, porque no saben exactamente qué hacer o a quién recurrir.

Asesoramiento por parte de la escuela a las famílias víctimas de acoso

Siguiendo esta tendencia, la mayoría de familias encuestadas desconoce si en las escuelas de sus hijos existen programas preventivos dedicados al bullying, o cree que éstos son inexistentes. Aunque la valoración del papel de sus escuelas respecto a la problemática del bullying es relativamente positiva, la mayoría de padres y madres consideran que en esta materia el sistema educativo actual está poco preparado.

Posibles soluciones

En definitiva el estudio revela que, dada la extensión del problema, los alumnos con Altas Capacidades se beneficiarán de acciones efectivas para la reducción del bullying dirigidas al alumnado en general, como por ejemplo la implantación de programas preventivos antibullying de eficacia probada en todos los centros educativos. También será importante reforzar la formación del profesorado que atiende a estos alumnos, que además de conocer los aspectos académicos relacionados con las Altas Capacidades también deberían contar con una preparación específica para detectar y resolver casos de bullying. Se destaca la importancia de mejorar la detección y la resolución de los casos de acoso proporcionando técnicas y recursos especializados a disposición de los docentes, y también mejorar la detección y la atención personalizada de las Altas Capacidades entre el alumnado. El estudio concluye recomendando profundizar en la investigación sobre la problemática del bullying y sobre las Altas Capacidades para que las escuelas de nuestro país puedan conocer y atender mejor a este colectivo de alumnos.

DESCARGA EL INFORME EN ESPAÑOL

DESCARREGA L’INFORME EN CATALÀ

Conclusiones

A la luz de los datos que nos ofrece este informe, sugerimos que:

  • Es necesario un mayor reconocimiento social sobre el tema del Bullying.
  • Se trata de un problema relativamente frecuente y extendido entre alumnos con altas capacidades y todo el alumnado en general.
  • Es muy importante detectar el acoso en la misma escuela y en además en sus primeras manifestaciones.
  • A la luz de los resultados, hemos de recomendar la implantación generalizada de programas de prevención en los centros educativos.
  • Y también vemos que es importante instruir a los docentes de medidas e instrucciones para atender a alumnos con altas capacidades (AACC).
  • Detectar cuanto antes la AACC y ofrecer a estos niños atención personalizada.
  • Y deducimos también que es necesario seguir investigando en este sentido.

Consideramos elemental enfocar y diseñar las metodologías de trabajo en base a datos reales. Solo así podemos generar las medidas exactas que son necesarias en cada momento.

Es por esto que queremos dedicar una parte de nuestra actividad a esta labor de investigación.

Si quieres participar y colaborar para hacer posible estos estudios y apoyar a NACE en su actuación y desarrollo. Puedes hacer un donativo económico. Por poco que puedas aportar será de gran ayuda.

Todo lo que hacemos: la atención personalizada, el asesoramiento a los centros, el apoyo a las familias, la investigación, la creación de materiales y el mantenimiento de la web, lo ofrecemos gratuitamente. En realidad dependemos de la colaboración de quienes queráis y podáis aportar.

DONAR

Qué hacer

En artículos anteriores nos aproximamos al concepto de “acoso escolar”: qué es y cómo detectarlo, qué señales presentan nuestros hijos y cómo podemos saber si lo están sufriendo. Como ya apuntamos en ese artículo, es muy importante saberlo cuanto antes para poder intervenir y solucionar rápidamente estas situaciones. Porque el tiempo, para los acosados, siempre juega en contra. A mayor duración, peores consecuencias para el desarrollo de los chicos.

Consecuencias del bullying

Hay tres variables que nos indican las secuelas que puede sufrir una persona que sufre acoso:
  • La duración del maltrato.
  • La intensidad del mismo (grado de crueldad y humillación que hay en esas acciones).
  • Las características de la persona que lo sufre.
Si el acoso es muy prolongado (meses, incluso años de sufrimiento), aunque sea de baja intensidad (motes, insultos), hará mella en la autoestima de los niños, que llegarán a sentirse culpables de lo que les sucede. Si el maltrato es de alta intensidad (golpes, amenazas, humillaciones graves…), en poco tiempo se alcanzarán altas cotas de daño emocional. Y si se suman alta intensidad y larga duración, es bastante probable que las consecuencias  sean tan importantes que provoquen serios problemas psicológicos como estrés postraumático, depresión, fobia social, etc. En las consecuencias psicológicas influyen también las características personales de las víctimas. Factores como la resiliencia (capacidad de las personas de recuperarse del dolor emocional y de situaciones adversas), la autoestima y el apoyo familiar son decisivos para reducir el impacto de los maltratos sufridos. La siguiente fórmula indica la relación entre las variables: como se relacionan las variables que intervienen en el bullying Estos factores determinan el nivel de estrés que sufren los niños y este nivel de estrés desencadena las consecuencias en progresión ascendente: A mayor nivel de estrés, mayor nivel de ansiedad y mayores consecuencias psicológicas y emocionales.
+ Estrés = + Ansiedad = + Consecuencias

Respuesta a algunas preguntas que se hacen los padres

Por qué muchas víctimas empiezan a bajar sus resultados académicos? Porque el estrés genera ansiedad y dificulta el funcionamiento del lóbulo frontal y del hemisferio izquierdo (aprendizajes escolares) impidiendo la concentración, asimilación y retención de los conocimientos. ¡Los niños no pueden aprender con problemas emocionales sin resolver! ¿Por qué se pone malo para no ir al colegio? Porque el estrés permanente y no gestionado, el que parece no tener solución, acaba manifestándose en el cuerpo en forma de somatizaciones: los dolores de cabeza, de estómago, etc. son dolores reales, aunque no tengan causa orgánica. ¡El acoso causa dolor moral y físico! ¿Por qué algunos mojan la cama? Porque así liberan su tensión emocional, especialmente durante la noche, y porque, para superar el estrés, buscan inconscientemente etapas de su primera infancia en las que se sentían seguros (regresión). Otros comportamientos: Comerse las uñas, arrancarse el pelo, tartamudeo, llanto, cambios en el ritmo de sueño o de la alimentación, autolesiones, anorexia o bulimia, ideas de suicidio. Si el nivel de ansiedad es medio o alto, no tardes en pedir ayuda. Cuanto antes, mejor. Habla con el tutor para restablecer YA la seguridad en torno a tu hijo. Si es medio o bajo, podemos intentar ayudarle a gestionar el estrés y darle estrategias para solucionar su situación (restablecer sus defensas, buscar apoyos, entre otras posibilidades). Si no sabes cómo hacerlo, busca el apoyo de los especialistas que tienes a tu disposición en el colegio o en asociaciones como NACE. En este gráfico representamos la relación entre estrés, ansiedad y consecuencias. relación entre estrés y ansiedad y efecto en las consecuencias ¿Qué hacer cuando sabemos que nuestro hijo sufre acoso escolar? En NACE hemos desarrollado una estrategia de intervención sencilla que llamamos las 3 A.

Las 3A

Las 3A como métodología a aplicar en casos de acoso escolar  

Primera A: Acoger

Si tu hijo te dice que se meten con él, ¡atención! Es probable que lleve meses o quizá años sufriendo. Es el momento de parar, de SENTARSE y de abrir los oídos, porque lo que nos va a contar es MUY IMPORTANTE. Es el momento de la ESCUCHA ACTIVA: preguntar, no juzgar ni opinar, recibir la información y permitir que diga todo lo que tenga que decir sin interrumpirle. Ten en cuenta que sólo nos va contar una parte de lo que le está sucediendo. medidas para reaccionar frente al acoso   Cualquier falta de atención o duda puede bloquear los canales de comunicación. Hay siete frases que NO DEBES DECIR a quien sufre acoso porque es casi seguro que romperás los puentes con tu hijo. qué no debes decir a un niño que está siendo víctima de acoso en la escuela

Segunda A: Apoyar

Después de obtener tanta información como la situación permita, es el momento de brindarle nuestro apoyo y de ofrecerle un marco de seguridad y de confianza. Hay que tomar decisiones y hay que tomarlas de manera conjunta y consensuada: hay que decidir y actuar CON él y no POR él. Hay estudios longitudinales que demuestran que las personas que no participan en la solución de su situación de acoso tienen las mismas consecuencias que si no lo hubiesen solucionado nunca. No ayudamos a las personas si no dejamos que participen en la construcción y desarrollo de la solución, aunque al principio sea sólo a nivel de información y de aprobación de las acciones. estar con el niño que recibe acoso y apoyarlo

Tercera A: Actuar

Ya nada puede a volver igual. A partir de que sabemos lo que sucede tenemos que actuar. La clave es la firmeza. Hay que ser riguroso y decidido. Hay que marcar los límites y hay que respetarlos. Hay que dejar clara nuestra posición frente a estos hechos. actuar es básico para enfrentar el bullying ¿Cómo actuaremos? infografía sobre como la familia puede actuar para reaccionar frente al acoso escolar Garantizar la seguridad del chico o chica. Ya no puede volver a pasar ningún episodio más. Hemos de exigir que esté protegido en todo momento, y si ocurriese algo la actuación ha de ser inmediata. Una manera de garantizar la seguridad es teniendo por ejemplo un profesor de referencia que actúe inmediatamente. También puede ser muy útil tener un alumno de referencia. Programas de prevención como el T.E.I potencian esta figura (hablaremos de prevención en el próximo artículo). Haz un relato de todos los hechos que han sucedido. Incluye todos los datos que recordéis, nombres, fechas, circunstancias, consecuencias, testigos, etc. Céntrate en los hechos, no juzgues ni utilices comentarios despectivos, demuestra serenidad y firmeza. En tus entrevistas con la escuela busca acuerdos concretos. No nos sirven conclusiones como “ya vigilaremos”, “estaremos pendientes”, buscaremos acuerdos y actuaciones consensuadas (por ejemplo: ponerlos en grupos diferentes, alumnos protectores, medidas reparadoras con los acosadores).

La estrategia definitiva contra el acoso es la Gran C

en definitiva para enfrentar el acoso hay que conseguir cambios La C de cambios. Si no cambia nada seguirá pasando lo mismo. Tenemos que acordar qué cosas tiene que cambiar la escuela, qué cosas tiene que cambiar los acosadores, sus familias, el resto de la clase y también qué cosas la propia persona que está sufriendo los malos tratos y sus familias. Todos podemos hacer algo contra el acoso. No olvides nunca que tienes el DERECHO a una escuela segura para tu hijo y que la escuela tiene el DEBER  de garantizarla. Y si la escuela sigue negando el problema, intenta culpabilizar a la víctima y a su familia, si no ofrecen ningún tipo de solución tendremos que acudir a instancias superiores. Este es el camino: Inspección Educativa: Presentaremos los escritos ya entregados en la Secretaría del colegio y añadiremos el motivo de nuestra petición. Los entregamos el día de atención a las familias que tiene asignado el Inspector que corresponda al centro escolar y hablamos con él exponiéndole nuestras quejas. Se comprometerá a hablar con el colegio y buscará información, por eso es importante fijar plazos de seguimiento. Defensor del Pueblo o del Menor siempre que exista en tu comunidad autónoma. Te atenderán amablemente, aunque lamentablemente tienen poco poder para influir en las autoridades académicas. La repuesta de las mismas puede tardar meses o años. Denuncia en Policía o Fiscalía de Menores: Siempre que haya lesiones físicas presentaremos la denuncia en comisaría para que quede constancia. Los menores de 14 son inimputables, por lo que esas demandas no prosperarán. Lo mejor si empezamos la vía judicial es demandar al centro escolar por dejación de funciones. Recordamos que es su obligación garantizar la seguridad de todos sus alumnos. NACE colabora con diferentes asociaciones Españolas en todas las cuestiones relacionadas con el acoso escolar que os puedan afectar, por lo que no dudéis de poneros en contacto con nosotros para cualquier tipo de ayuda y orientación que necesitéis. Lo que queremos son niños felices en escuelas felices. Estamos para ayudaros.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest